El Amor Anatómico

Hace poco hemos celebrado el día de San Valentín.

Una fiesta muy contradictoria, con regalos fútiles y promesas de amor eterno. Cierto que celebrar el amor solo un día al año puede parecer limitado, igualmente esto no prescinde de celebrarlo cada noche también, digo yo.

Por suerte cuando entro en estos quebraderos sobre «que es que», y «que nombre tiene tal cosa», me recuerdo que soy mucho mas que mi mente, también soy mis manos. Mas que palabras, yo prefiero masajes!

Tan lejos de la cabeza, las manos solo hablan de amor. Con una reciben y con otra dan. Mis manos son capaces de escuchar quietitas, y al mismo tiempo mover y acompañar cuando se les pida. Muchas veces es justamente lo que buscamos: dejar de hablar tanto y darse un masaje! Sigue leyendo y te daré unos consejos para un buen masaje 😉

El amor no se celebra, ni se habla. Se hace!

Creo que enamorarse es una energía muy poderosa y nace a partir de bases físicas y psicológicas solidas. Yo enamorado me siento como un vaso de agua lleno hasta arriba, y lo que sobresale irriga las personas que me están cerca. Ojo pero, que para llenarse del todo hay que vaciarse del todo (:

Enamorarse es un verbo intransitivo, no pretende ningún objeto para realizarse. Si el sujeto está todo bien, enamorarse resulta fácil 🙂

Amar es distinto. Por ello se necesita compromiso, paciencia, tiempo, y otros valores que dependen de una dimensión mas intelectual.

No me refiero solamente a lo mas común, y mejor vendido, hablo del amor como valor. Aquel motor que mueve tus brazos cuando encuentras un viejo amigo.  Levantarse a las siete de la mañana por tu fiel amigo, que necesita salir a dar un paseo. La sonrisa infinita cuando tu pareja prepara tu comida favorita.

Quédate con una de estas imágenes y observa atentamente. Que ves?!

Yo le veo dos corazones que aprietan cuatro brazos para sintonizar sus vibraciones…

Una mirada somnolienta y un entrecejo determinado a no traicionar quien depende de ti…

Unos intestinos en fiesta, celebrando por arriba de sus confines anatómicos, hasta la boca…

Cuando abrazamos un ser querido, nuestro cuerpo segrega mas oxitocina. Ésta hormona del amor nos hace compartir buenos momentos con amigos, nos da ganas de salir, tocar, y querer. Nos llena de autoestima! De hecho la mejor forma de segregar este mensajero químico es a través de un abrazo!! La melatonina, segregada por la glándula pituitaria, nos permite despertar la mañana con ganas de ser útiles para nuestros seres queridos. Es una hormona calendario, gracias a la cual sabemos que hacer cuando es día y cuando es noche… En el caso de disfrutar los placer de gola, la serotonina es la hormona protagonista. Mas del 90% de esta hormona de la felicidad se segrega en el intestino. Nos llena de energía sexual, buen humor y ironía hacia las cosas de la vida. De ahí se entiende el buen humor que nos brinda una buena comida. En fin, mejor si en buena compañía!

 

El amor no se habla, se hace y se siente.

 

Con estos ejemplos espero que se comprenda la lectura fisiológica de un sentimiento tan poético como el amor. Aquí te invito a probar los beneficios de un masaje para la anatomía del amor.

Si quieres probarlo, escoge la persona justa para ti. encuentra tiempo suficiente (no menos de una hora), y un espacio adecuado.

 

 

_Empieza con un masaje de abdomen_ 

Efectúa varios circulitos en el sentido de las agujas del reloj sobre toda la regional abdominal.

Presiona suave, medio y fuerte, en los seis puntos adyacentes al ombligo.

Vuelve a hacer circulitos con la palma de la mano.

 

 

_Pídele a la persona que se siente con las piernas cruzadas y estira toda la zona anterior del abdomen y del pecho_

Con los brazos abiertos y los codos flexionados (del receptor), sigue estirando toda la caja torácica en varios sentidos,  en flexión,  extensión,  rotación e  inclinación lateral.

 

 

_Trabaja en fin la cabeza_

Dale un masaje suave y lento. Como mas te inspire. A esta hora tus tejidos conectivos estarán bastante conectados para hacerlo bien.

Dedica especial atención a la zona del entrecejo y a los puntos conocidos como «fontanela».

Termina tapando los ojos del receptor y siéntate a su lado derecho y visualiza puras cosas bonitas que te hagan sentir bien.

 

 

 

-EL AMOR SE COMPARTE CON PALABRAS, ACCIONES Y SENSACIONES-

 


Si te ha gustado este articulo y quieres saber mas sobre el masaje y automasaje thai, comenta aquí abajo tu experiencia. Será un placer compartir contigo lo que me hace feliz!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *