¿Lo hago bien, lo hago mal o lo hago y punto?

He nacido bajo la constelación de geminis y quizás este fue el motivo que me indujo muy pronto a analizar los riesgos y las limitaciones de la visión dualista como paradigma crítico.
El dualismo es una corriente filosófica que toma en cuenta dos puntos de vistas diversos y contrarios del Todo como por ejemplo Mente y Cuerpo o Espíritu y Materia o también en consideración de otros binomios como cielo y tierra, vida y muerte, día y noche, etc.

Si estás por tomar una decisión y notas un punto de agobio porque la cosa puede ir mal, eres víctima de una visión dualista.


Lejos de las intenciones de Platón, Descartes o Popper, con el tiempo y debido a su elementalidad, el Dualismo se ha vuelto un paradigma gnosológico perezoso y aproximado, el pardigma más común en la visión crítica de las posibilidades. En otras palabras, por nuestra tendencia natural hacia lo seguro y lo cómodo, solemos entender, aprender, decidir, distinguir, elegir, más fácilmente cuando hay solo dos opciones (dos es el número mínimo de unas opciones).
Creo que la mayoría de los malos entendimientos así como la base de las disputas y las tormentas emocionales no tienen en cuenta algunos conceptos de filosofía un poco más moderna.
El cálculo de sistemas complejos podría ser un valiente substituto del pradigma dualista, pero es un tema muy pesado para tratar ahora y más pesado aún para ser adaptado racionalmente en la toma de decisiones del día a día.

¿Es posible entonces encontrar un paradigma válido? Quizá sí, solo tuyo y único para ti.
Te cuento el camino que estoy haciendo para buscar el mio.

Paso número 1: Geminis tiene más que dos caras.
Entendí que no soy dos partes que forman un único ser. Mi mano no es mi mano, soy Yo! Mis pulmones, mi organismo, mis células soy siempre Yo. No me limito siendo ni cuerpo y alma, ni razón y corazón, ni dentro y afuera, etc. Prefiero pensar que soy todo esto y más.

Paso numero 2: Yo soy naturaleza.
Observo constantemente mi entorno e intento dejarme conectar por el. Existen estrechas relaciónes de dependencia: “una avispa y una flor son cosas distintas, pero una no podría existir sin la otra”. Empecé a sentir la unión y una conexión con todo lo que me rodea y de ahí nació mi deseo de respectar activamente lo que nombramos naturaleza.

Paso número 3:  Meditación y Entendimiento.
Los primeros dos pases ya me tenían bastante liado, demasiado “Soy” para mi cabeza. No entendía hasta que me puse con dedicación a experimentar la meditación. Entendí que la razón me sirve de poco si busco entender quien o lo que soy. Diría que me haría guiar por el corazón, pero sería otra vez víctima del Dualismo.

Paso número 4: El Caos es Equilibrio.
Habiendo apartado la razón resulta sencillo y al mismo tiempo complicado seguir un orden. Pues me quedo con lo sencillo, me quedo con seguir y aparto el orden. Observo como se desordena y realizo finalmente que el equilibrio que jamás podré entender se llama Caos y tiene su propio orden que, junto al movimiento en el tiempo forma el concepto de armonía universal,  inteligencia espiritual, Flow.

Paso número 5: El Flow.
No contrasto los eventos ni las realaciones, amortiguo, dejo fluir, me observo, inhalo posibilidades y exhala decisiones. No temo ninguna eventualidad contraria porque sigo decidiendo. Sigo inhalando. La evolución y las mejoras son así algo espontáneo sin excesivos gastos de energias. Por ejemplo cuando te planteas un cambio importante y te parece que finalmente llega de la nada y en el mejor momento posible, es porque has estado (quizás inconscientemente) tomando constantemente decisiones en armonía con el Todo. El Fluir es un paradigma de forma líquida capaz de adaptarse a cada momento y cada situación. Pues no será el paradigma que determinará mi parcial implicación personal en un evento, sino mi implicación total modificará este mismo paradigma en un patrón de evolución personal y es el caso de cuando percibimos que algún cambio está por occurir.

NOTA IMPORTANTE: El Flow no va muy de acuerdo con tu racionalidad, o mejor dicho, tu razón no puede comprender el Flow hasta que quiere entenderlo desde su propio punto de vista, antes de sentirlo con plena consciencia del Todo: un empleado jamás podrá hacer bien su trabajo si la empresa no tiene claro su misión!

Estos pequeños pases son los que me han ayudado a situarme un poco más en mi aquí y ahora, y espero que también pueda resultar útil en tu caso.
Buen Camino!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s