Los elementos que forman parte de ti.

Como terapeuta corporal y energetico estoy muy fascinado de la morfologia del cuerpo humano como metáfora de nuestro ser.

El masaje tradicional tailandés enseña como cada individuo es una combinación tanto fisica cuanto espiritual de los 4 elementos basicos antiguos: Tierra, Aire, Fuego y Agua. Además se toma en cuenta el espacio que contiene estos elementos, el Etéreo (que vendría a ser la individualidad misma). Esta es una teoria tibetana, pero las hay de muy parecidas en casi todas las culturas antiguas. Por lo general se asume que cada cuerpo está compuesto por un total de 5 elementos (4+ el espacio en el cual puedan considerarse). Según la tradición Thai nuestro organismo esta así compuesto:

El aparato locomotor representa la Tierra.

El aparato respiratorio representa el Aire.

El aparato digestivo y el metabolismo representan el Fuego.

El aparato circulatorio y reproductor representan el Agua.

El aparato nervioso y el endocrino representan el Espacio (lo que une)

También en la meditación budista se buscan  4 estadios supremos de la psique (benevolencia, compasión, amor, ecuanimidad) para elevar el espíritu hasta el nirvana… algo como desprenderse de la idea de tiempo y abrir el elemento Espacio hasta lo infinito. El trabajo para llegar a la iluminación es sencillo en teoria: Entender cual es el elemento constituyente, buscar un equilibrio ahí donde se necesite, mantenerlo y expandirse.

Las 4 estaciones también se relacionan de esta forma: Invierno/ Tierra, Primavera/ Aire, Estate/ Fuego, Otoño/ Agua. El protagonismo de uno o más elementos depende de la época del año en la cual nacimos y la disposición astral de aquel momento. La apartenencia a un determinado elemento junto al legado genético, forman el rasgo caracterial de una persona y por supuesto algún detalle del aspecto físico:

El elemento Tierra dona estabilidad, coherencia, autoestima, seguridad, racionalidad, praticidad. Físicamente presenta huesos grandes, ojos redondos, hombros pequeños, piernas fuertes y pies cavos.

El elemento Aire forma un individuo cordial, poliédrico, despreocupado, luminoso, optimista, intuitivo, sensible. Presenta un esqueleto más fino y poroso, unos ojos expresivos, el tronco superior fuerte, cuádriceps estirados y pies planos.

El elemento Fuego aporta entusiasmo, persistencia, determinación, rapidez, intuición, eficacia. Suelen tener una constitución delgada y fibrosa, caderas abiertas, ojos profundos, líneas expresivas y una gran sonrisa.

El elemento Agua indica un individuo comprensivo, sereno, moderado, confiable, modesto, flexible, meditativo. Físicamente se presenta con una piel lisa, ojos rasgados, líneas delicadas, musculatura débil y movimientos suaves.

La influencia astral tienen un papel fundamental a la hora de combinar los 4 elementos en el quinto. El individuo nace entonces con una inteligencia espiritual que deriva directamente dal universo y que se va adaptando a su entorno familiar, cultural, social y climatico. Esta inteligencia mueve el deseo de buscar el bienestar personal y de buscar una armonía entre cada singolo elemento. El universo nos ofrece nacer con un recuerdo inteligente de cómo usar nuestro organismo. Llorar para respirar en cuanto nacemos, digerir y asimilar la comida, mantener el corazón latiendo, crear continuamente nuevas células, temblar cuando percibimos el frio, sudar, son todos actos que derivan de un recuerdo universal, una inteligencia o una energía vital que nos mueve el deseo de ir más allá, de evolucionar, de cuidarnos. La transformación de dicha energía crea materia bajo forma de peculiaridades fisicas. Cuando por ejemplo la energia biologica crea un individuo con el elemento aire, ese tenderá a expandir su pecho teniendo los hombros bien separados. En el caso de ser fuego la persona presenterà el trato sacral más adelantado y probablemente una curvatura lumbar menos pronunciada.

Yo por ejemplo tengo mucha necesidad de equilibrar mi elemento Tierra. El camino que estoy haciendo para integrar una energía que me permita concretizar mis ideas y ampliar mi consciencia terrenal, es aprender un deporte de defensa personal. Creo que la lucha física sea un buen vehículo sanador para los que se pierden en muchas fantasías y los que quieran aportar más estabilidad en su vida. Si necesitas equilibrarte con el elemento aire, viaja. En el caso que buscas armonizarte con el elemento agua, sin duda te aconsejo meditar con regularidad. Para el elemento fuego, una buena carrera es la que puede aiudarte en acelerar un poco creo el metabolismo.

“La perfección de un árbol está en que tiene raíz y hoja, y es potente y delicado”

Ojo porque cuando el estilo de vida no fluye con naturalidad y el flujo de energía biológica se interrumpe, es cuando se crean dolencias y enfermedades… Puedes leer toda su biografía en los dolores de un anciano.

¿Te imaginas un mundo adonde la energía vital se mueva sin impedimentos?

¿Te imaginas que bello?

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s