El regalo más buscado para que nazca la libertad

Estamos en época navideña!

Los cristianos católicos están celebrando el nacimiento de Jesús y el consecuente mensaje de paz y amor. Los Judios en cambio, celebran el Hanukà o tiempo de luz. Otras religiones no celebran estas fechas pero si respetan las demás celebraciones reconociendo en Jesús la figura de mensajero de paz. Aún el más ateo está celebrando en estos dias, reconociendo en el solsticio de invierno un momento propicio adonde los días de luz empiezan a recuperar protagonismo y el día empieza a extenderse. Los que no tienen ninguna facultad de entendimientos veen que todos celebran y también ellos festejan.

La época navideña es parte de nuestro legado genético, puro ritual, adonde los familiares se reúnen como en el antiguo clan para preservar las tradiciones. El más anciano tiene la sublime oportunidad de reunirse con su manada, la familia que ha constituido.

La característica de estas celebraciones en cualquier cultura, desde todos los tiempos, es el concepto de regalo, entendido como ofrenda.

El regalo es la materialización del concepto de celebración. Al valor del regalo ofrecido siempre se atribuyó el grado de devoción para la festividad, desde este punto de vista se entiende porque los preparativos de las fiestas suelen ser muy largos, porque las comidas se preparan con recetas muy elaboradas y porque los regalos tienen un coste elevado.

Los dones que se ofrecen no pueden tener un valor escaso debido a que se corre el riesgo de rebajar el valor de la festividad.

Esta cultura del regalo ha sido una tradición muy sana hasta principio del siglo XX, cuando la idea de intercambio sin expectativas tomó un pliegue más materialista, con intereses malsanos al punto de motivar un antropologo y sociólogo (Marcel Mauss) en un profundo estudio sobre el concepto originario de dones en las sociedades arcaicas.

Vivimos hace mas de un siglo en una sociedad donde el tiempo libre se vende para comprar objectos o momentos para disfrutar en el tiempo libre.

Esto conlleva un abuso dela consumo materialista y una alienación del concepto mismo de libertad personal. El resultado es que, en estas fiestas navideñas, trabajamos mucho para comprar regalos caros sobrestimando su uso efectivo, consecuentemente alimentamos una industria de desperdicio, con una ulterior aportación a la contaminación global. Esto no es todo, muchos de nosotros nos desesperamos en la búsqueda del regalo adecuado.

Nos estresamos con la pregunta ¿Que le gustará recibir por Navidad? callando literalmente la obvia respuesta ¡Mi presencia!

La angustia de conseguir sorprender nuestros seres queridos acudiendo a la mejor tienda que nos ayude a encontrar una idea de regalo, es el factor que realmente nos aleja de nuestras tradiciones.

Nos estamos alienando en la convicción que podemos comprar una demostración de amor con dinero.

Tristemente la navidad se ha vuelto uno de los periodo más estresante para las familias occidentales, sobretodo si se considera que a nivel astrologico este debería ser un periodo de reposo y recuperación. Esta es la razón del constante crecimiento del número de personas que acuden a los operadores del bienestar en estas fechas y en las que siguen.

El deseo de regalarse un momento para si mismo y parar tan solo unas horas esta rueda de consumismo es siempre más común y muchos, con una consciencia más amplia, están empezando a regalar estos momentos a sus seres queridos también.

En la tradicional espiral niveladora del ser humano estamos viviendo (por suerte diría yo) un fuerte deseo de recuperar nuestra libertad partiendo de nuestro estado de salud y más aún del estado de salud de nuestros seres queridos.

La sola forma de asegurarte un estado de salud duradero es compartir este bienestar con quienes están a tu lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s