El tiempo es relativo: Las 8 horas de trabajo a veces parecen 12.

Estoy fascinado por el avance que las empresas están teniendo para el bienestar social laboral. Un buen jefe apuesta por políticas de responsabilidad corporativa e incentivos a sus empleados, transformando sus oficinas en auténticas extensiones del hogar de sus trabajadores. Empresas inteligentes como INGdirect, Microsoft, Google, AmericanExpress, Amazon y muchas más entendieron desde un principio que si sus trabajadores trabajan a gusto y con motivaciones no sólo revierte en su bienestar personal, sino que hace que sus productividad aumente. Es un win-win, beneficioso para el empleado y la compañía, y para toda la economía!

Pese la obviedad que parezca, los datos de investigación de salud publica son desconcertantes:

“El dolor de espalda merece el calificativo de mal de siglo. Representa el primer motivo de invalidez antes de los 45 años, es responsable de una de cada tres bajas laborales y constituye un problema sanitario de primera magnitud.”

“Los problemas de ansiedad, cansancio, depresión y estrés son trastornos con procesos de larga duración y, además, la duración media es muy larga, de 91 días.”

“La espalda es la gran sufridora en cualquier trabajador y da igual que sea de oficina, comercio, el sector de la restauración, sanitario o cuidador de Servicios Sociales. La espalda recibe la carga de pesos, la tensión y el estrés. No extraña por ello que, año tras año, sea la principal causa de baja laboral en España.”

“La Asociación Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria advierte que estar sentado por mas de 8 horas es indice de sedentariedad. La sedentariedad es la tercera causas de mortalidad. El 70% de la población lleva una vida sedentaria.”
¿¿Cómo puede ser que aún nos “matemos” por el trabajo??

Algo que ya conocemos abundantemente: carecemos de elasticidad física y mental sobretodo. Parece que no tenemos tiempo para hacer el justo ejercicio físico y olvidamos los consejos que nos daba nuestra madre sobre la compostura. El trabajo nos ocupa buena parte del día. Así que una muy buena opción es dedicar un tiempo durante la jornada laboral para el bienestar personal.

Las empresas más tímidas, los que suelen dar un paso adelante concentrándose atrás en el pié de apoyo, se han procurado un futbolín, videoconsolas o una máquina de popcorn. Pero esto no basta.

Un ejemplo líder en este campo es la empresa cervecera Mahou, la cual ha equipado varias áreas de su establecimiento en Madrid para clases de yoga, pilates, zumba y masajes relajantes.

Otro ejemplo viene de la entidad financiera Codifis que ha convertido la entrada de sus oficinas en una zona de relax y descanso donde los empleados pueden también disfrutar de veinte minutos de masajes posturales, relajantes y descontracturantes. Tienen además la posibilidad, siempre en horario de trabajo, de asistir a cursos express sobre como corregir la postura o como aplicar rápidas técnicas de masaje relajantes.

El masaje es una disciplina para el bienestar que actua a nivel físico, fisiológico, emocional, intelectual-cognitivo, 4 area necesarias para mantener el equilibrio en una persona. Es definitivamente la puerta de entrada a que la gente haga consciencia y procure su propio cuidado, salud y bienestar.

Tener colaboradores menos estresados, más equilibrados física, emocional e intelectualmente, no solamente hace en una empresa un mejor clima laboral más estable, sino que hace que la empresa facture a corto, mediano y largo plazo.

2 respuestas a “El tiempo es relativo: Las 8 horas de trabajo a veces parecen 12.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s